El Califato de Piérola 1895-1899 (*)

Javier SARAVIA SALAZAR

Nicolás de Piérola es una figura recurrente y controversial dentro del análisis de la historia política de nuestro país. Su biografía interesante y azarosa aún está a la espera de estudios detallados sobre su labor gubernamental y su impacto en la política republicana. Mucho se ha escrito sobre Piérola, pero circunscrito a la esfera biográfica, con un tinte laudatorio o recriminador de su accionar político. Tratando de cubrir en parte este vacío Alejandro Salinas Sánchez nos presenta un estudio interesante sobre el llamado Califato de Piérola (1895-1899), estudio que se nueve entre las márgenes de la historia política y la historia económica para examinar «aquellas acciones financieras o políticas dispuestas por Piérola durante sus gestiones ministerial, dictatorial y presidencial, y los efectos que éstas tuvieron en el devenir republicano del último cuarto de siglo» (p. 10).

La obra está dividida en tres partes que van desde sus años en el Seminario de Santo Toribio hasta su plan de reformas hacendísticas en sus periodos como Ministro, Dictador y Presidente del Perú. En palabras del autor, el trabajo analiza tres aspectos fundamentales del califato pierolista: a) los puntos de encuentro y divergencias entre las prácticas populistas y el discurso modernizador; b) los conflictos de intereses surgidos entre la oligarquía limeña y los grupos populares urbanos y provincianos; y c) la política tributaria y el manejo hacendario y sus efectos sobre la redistribución de la riqueza y carestía de la vida. Para el análisis adopta dos criterios, que denomina visión sincrónica y visión diacrónica. La visión sincrónica explora «la interdependencia entre el Estado, gobierno y sociedad urbana y rural en el periodo 1895-1899», mientras que la visión diacrónica consiste en «situar esta interdependencia en el devenir decimonónico inmerso en un continuo proceso de renovación de patrones ideológicos y políticos» (p. 10). Las fuentes en su mayoría se circunscriben a diarios de la época (El Comercio, El Nacional y El Peruano) y a los diarios de sesiones de las Cámaras de Senadores y Diputados, y del Congreso entre los años 1868 a 1898.

El primer capítulo, explora el clima intelectual y político que se vivía en el Seminario en los años juveniles de Piérola, el debate ideológico entre liberales y conservadores, así como la influencia de Bartolomé Herrera, factores considerados determinantes para moldear la posición política y el carácter del seminarista. Se detalla la faceta periodística de Piérola como defensor de la injerencia de la Iglesia Católica en la política. Finalmente, el capítulo se explaya en Nicolás de Piérola como Ministro de Hacienda y la firma del contrato Dreyfus. 

El segundo capítulo, se centra en la dictadura de Piérola tras la partida del Presidente Manuel Ignacio Prado. Se analizan las medidas del dictador para el saneamiento de la situación jurídica de los ferrocarriles y el reestablecimiento del crédito peruano en Europa, así como sus desatinos para la defensa de Lima frente al invasor chileno. Seguidamente se da cuenta del periplo de Piérola y su partido político (el Partido Demócrata) antes de las elecciones de 1895 en pleno contexto de reconstrucción nacional tras la guerra del Pacífico. 

El tercer capítulo, «El califato de Piérola», aborda la alianza del régimen con los civilistas, lo que para Salinas es «una alianza para ordenar el país y reinsertarlo como exportador de materias primas en la economía mundial» (p. 99). La elite capitalina convertirá su interés en insertarse en el mercado mundial en un «objetivo nacional» alentando un discurso pro capitalista. Esta alianza desestabilizará al Partido Demócrata y lo alejará de los sectores populares. La rivalidad surgida entre los miembros de su propio partido develará la naturaleza clientelar de sus alianzas políticas, en donde la lealtad individual hacia el líder prevalecía sobre la estructura partidaria.

El autor propone que durante el «Califato» se propició el clima idóneo para la aparición de líderes populistas como Guillermo Billinghurst y Augusto Durand situados a la izquierda del régimen y que ganaron peso político ante el desencanto con Piérola. No obstante esto, Salinas no desarrolla esta afirmación. Asimismo, en el texto se alude al «Califa» como populista, sin embargo no se especifica qué se entiende por populismo en la investigación. El término populismo de impreciso contenido conceptual en Ciencias Sociales es aún más impreciso en Historia adoptándose casi con cualquier gobierno que incluya algún tipo de asistencialismo a las clases populares. Como marco general se entiende que el populismo en América Latina es una forma de inclusión de las masas populares ante la ausencia de una democracia (occidental) o la precariedad de ésta. El debate sobre el populismo en el Perú ha sido analizado más por sociólogos que por historiadores y como ejemplo de ello tenemos que Steve Stern (1980) consideraba a Nicolás de Piérola como un «protopopulista», Manuel Castillo Ochoa (1990) consideraba al partido de Luis M. Sánchez Cerro y Augusto Durand, la Unión Revolucionaria (UN), como un «populismo de derecha o conservador» y Osmar Gonzáles encuentra los orígenes del populismo peruano en Guillermo Billinghurst.

El no esclarecimiento del término populismo en el texto no es fundamental, puesto que no es el tema principal y no desmerece en nada el contenido del libro. Un texto interesante que contribuye al análisis de la historia política peruana del siglo XIX, lastimosamente con un tiraje muy reducido que, de todas maneras, ha de servir para la discusión de un tema siempre controversial en nuestro medio.

Referencias

CASTILLO, Manuel (1990). El populismo conservador. Sánchez Cerro y la Unión Revolucionaria. En A. Adrianzén (comp.). Pensamiento político peruano 1930-1968. Lima: DESCO, 1990.
GONZÁLES, Osmar (2005). Los orígenes del populismo en el Perú. El gobierno de Guillermo E. Billinghurst (1912-1914). Lima: Nuevo Mundo, 2005.
SALINAS, Alejandro (2012). El Califato de Piérola 1895-1899. Lima: Seminario de Historia Rural Andina, Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
STERN, Steve (1980). Populism in Perú. Madison: University of Wisconsin Press, 1980.



(*) Reseña al libro de Alejandro Salinas (2012). El texto fue publicado en la revista Nueva Corónica. Revista Electrónica de la Escuela de Historia de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, 1, 2013 (Nota de los editores).

Comentarios

Entradas más populares de este blog

40 tesis de Brasil sobre historia peruana

Historia de la Residencia Universitaria de San Marcos: Un patrimonio para conocer y defender (*)

Discursos, representaciones simbólicas y práctica política en Sendero Luminoso (1980-1990)